¡Qué nadie te diga que el tamaño de tu baño es un inconveniente! A veces, por subestimar los espacios, descartamos ideas maravillosas que quisiéramos disfrutar. Un baño pequeño puede tener tanta comodidad, fuerza y personalidad como un baño grande, solo se trata de optimizar sus dimensiones y elegir el mobiliario y las piezas de aseo correctas. ¡Vamos a realzar el power de estos pequeñuelos! 

Un baño de escasas medidas no es una estancia a la que se le deba cohibir estilo o renunciar a algunos elementos; al contrario, su tamaño aporta un plus de modernidad y permite destacar el diseño de todo el lugar. Hoy, el mobiliario es más compacto y las nuevas propuestas del mercado están enfocadas en funcionabilidad y estética. Por algo dicen que los buenos perfumes vienen en botellas pequeñas, ¿verdad?  

Cosas que no sabías que necesitabas en un baño pequeño. 

 

En la actualidad, el último grito lo han dado los mobiliarios suspendidos, pues dan la sensación de amplitud y orden. Por otra parte, los muebles altos para baños se mantienen en tendencia, dada su fácil accesibilidad a los accesorios que allí se guardan y a sus diseños, que pueden acoplarse al lavabo y al sanitario. 


Baño pequeño, ¿cómo decorarlo sin recargarlo?

Un revestimiento diferente, además de aportar luz (dependiendo del color) o tener todo el protagonismo en escena, también es una técnica infalible para separar espacios. Algunos conceptos de baños se centran en delimitar zonas, sin importar las medidas de la estancia. Así pues, la balanza de la estética de espacios suele fusionar modernidad y elegancia con chispas clásicas. 

Por ejemplo, mientras la pared y el suelo son de mármol en tonos claros, el área de la ducha puede enriquecer la decoración con azulejos o baldosas un poco más oscuras, texturizadas. ¿Quién dijo miedo? ¡Atrévete! Eso sí, recuerda que todos los materiales que escojas para tu baño deben ser duraderos, resistentes a la humedad, con una porosidad mínima. 

Asimismo, un espejo es un accesorio ineludible en el lugar donde te acicalas para salir al mundo o para entrar a tu ritual de descanso. Si quieres magnificar esos centímetros y sentir que tu baño es de celebrities, un gran espejo multiplicador de luz será tu enorme reflejo “bajo la manga”. Y quizás este aliado necesite refuerzos, así que no olvides instalar una luminaria “cortés” a su alrededor. 

IMAGEN 3: Baño pequeño con espejo grande 

Salas sanitarias minimalistas o rústicas, ¡todo es posible!

Si quieres imprimir un modelo minimalista encantador en tu sala sanitaria, decóralo con un par de plantas y procura que haya pocos o ningún objeto a la vista, más que tus macetas. Aunado a ello, explora su potencia lumínica y dale todo el ímpetu que se merece, inclusive, podrías agregar un espléndido tragaluz. 

Por otro lado, pese a que las piedras o la madera simulen espacios más cálidos y reducidos, es posible tener un pequeño cuarto de aseo con estilo rústico sin sentirte aplastado. ¿Cómo hacer esta transición sin causar choques? 

Destina algunas vasijas de barro o cestas de mimbre como parte del ornamento, y organizar tus artículos en un mobiliario o encimera de madera. Bien, para romper la homogeneidad de las paredes y el suelo, puedes revestir una de ellas con piedras rústicas naturales. ¡Será tu pequeño-gran reto! 

Tu baño podrá tener poco espacio, pero esto no lo limita a ser una de las estancias más relajantes y chill de tu vivienda. Con algunos refrescamientos y una distribución acertada de los completos cambiará sus aires y pasar de ser el más menudito de casa, a un santuario atractivo para relajarse “a lo grande”. 

Es posible reformar un baño sin obra y con poco presupuesto, y en EMME Studio estamos atentos a tu solicitud. ¿Quieres saber cómo aumentar las medidas de tu baño pequeño sin derribar ni un muro, ni mucho menos endeudarte con un contrato de obra? ¡Comunícate con nosotros! ¡Es más fácil de lo que piensas! 

  ¡Quiero “agrandar” mi mini-baño! 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.