¡Tener el mundo a tus pies nunca fue tan cierto!