La casa de los recuerdos

Proyecto: P & J

Fecha

Categoría

Reforma Integral

Lugar

Barakaldo

Cuando ella vino por primera vez al estudio vi en sus ojos que iba a ser un proyecto con alma y emoción. Primero porque era la casa de su madre la que íbamos a reformar, en la que se había criado con sus hermanos y segundo porque ella de por sí es una apasionada de la decoración y me hizo saber que lo íbamos a disfrutar juntas. Era una casa prácticamente toda al exterior pero sin embargo muy oscura y su obsesión era como ella me decía «que la luz fluya por toda la casa» y así comenzó todo. Como en la mayoría de los proyectos, tocaba derribar paredes, las justas pero necesarias. Seguido del hall teníamos una primera habitación, lo que hacía que el pasillo se viera aún más largo. Al derribar este tabique no solo restamos la sensación de tanto pasillo sino que conseguimos darle tanto al hall como al pasillo la luz natural que antes no tenía. Esta misma luz quisimos aprovecharla también para los baños donde diseñamos unos cristales al ácido sobre muretes. El aseo era excesivamente pequeño y decidimos quitar parte del gabanero del pasillo para dárselo al baño (ahora seguimos teniendo un gabanero abierto pero más pequeñito para las prendas del día a día). Por supuesto, si hablamos de ganar espacio en los baños nada como optar por puertas correderas. Sin duda la mejor ubicación de la casa se la lleva el salón que antes estaba desaprovechado por tabiques que lo separaban de la cocina y es que no hay nada más agradable que la comunicación entre cocina-salón y sobre todo con semejantes vistas! Ellos tenían claro que iba a ser donde pasaran la mayoría del tiempo, debía ser un espacio agradable y cómodo (creo que lo hemos conseguido). En cuanto a la esencia de la casa, he de decir que hemos mantenido muchos elementos, tanto por el factor emocional como porque estaban en buenas condiciones para restaurar. El suelo es el original de la casa que hemos lijado y barnizado con un barniz al agua mate, las puertas son las originales (aunque les hemos dado un toque personal con las telas y las manillas) que hemos lacado en blanco, el mueble del salón se ha restaurado cambiándolo de color…y es que esto también es parte de un proyecto integral, saber qué elementos ó piezas podemos rescatar siempre y cuando creamos que encajan en el diseño de ese nuevo espacio. En resumen, este proyecto es para mí la combinación perfecta entre clásico y moderno.

Mas
proyectos