Un proyecto lleno de emociones

Proyecto: "I"

Fecha

Categoría

Reforma Integral

Lugar

Bizkaia - Barakaldo

Estaremos de acuerdo en que cuando te compras tu primera casa sientes una emoción enorme aunque se mezcla con la pena/nostalgia de dejar el que ha sido siempre tu hogar con tus padres y hermanos, pues así ha sido este proyecto de «I» lleno de emociones.

Un pequeño piso de unos 50m2 al que le hemos dado al vuelta por completo (y esto es literal porque lo que era el dormitorio principal ¡ahora es la cocina!). Lo derribamos por completo y rehicimos cada espacio, excepto la habitación de invitados, que la mantuvimos donde estaba. Quisimos diseñar una casita cómoda y funcional con un espacio abierto y comunicado de hall-cocina-salón para cuando invite a sus amigas a comer, cenar ó pasar un rato agradable, aunque desde el principio tuvimos claro que íbamos a diseñar un cierre de vidrio en la cocina (en realidad en este caso más como estética que otra cosa porque fue «el capricho» de la casa).

Decidimos mantener un solo baño suficiente para ella y con muy buenas dimensiones (aunque en origen era aún más grande) para ganar más espacio en el dormitorio principal que está pegado y así poder diseñar un armario de mayores dimensiones.

Los colores base que hemos utilizado son los tonos blancos y maderas claras en mobiliario y carpintería combinados con el dorado en complementos y manillas acompañados de un tono piedra para la pintura de las paredes.

Estamos convencidos de que hay algo que os ha llamado especialmente la atención, un elemento bastante clásico que a priori para algun@s puede no encajar mucho en el diseño de la casa….¡exacto! hablamos de la lámpara de cristales que era de su madre y desde el minuto 1 tuvimos claro que había que integrarla en el diseño de la casa, así como las sillas que también eran suyas y de esta manera tenerla más presente y más cerca.

Mas
proyectos